Energia verde

10 países que ya se han cambiado a la energía verde

Energías Renovables

Los entusiastas confían en que el planeta aún se puede salvar. A pesar de la falta de voluntad política de algunos estados, la transición a fuentes de energía verde es casi inevitable.

Los escépticos son inquebrantables: surgen problemas en casi todos los países con una transición brusca a las fuentes de energía renovable.

Sus argumentos son diferentes: la energía verde aún no es lo suficientemente productiva y necesita ser mantenida (o aprender a acumular cuando se producen excedentes), requieren una enorme infraestructura.

Además, la energía renovable no es lo mismo que cero emisiones. La alta tecnología ha descubierto cómo los países que están cambiando a la energía verde encuentran un equilibrio entre los pros y los contras de la energía limpia.

Un estudio reciente realizado por científicos de la Universidad de Stanford mostró que en 20-40 años todo el mundo podrá obtener energía de fuentes renovables. Dado que la tecnología ya existe, no es difícil de imaginar.

De hecho, la transición a la energía verde no avanza tan rápido como esperan los expertos, y los líderes de este cambio global se enfrentan a muchos problemas, incluidos los relacionados con los grupos de presión de las empresas de recursos y los estados.

10 países que ya se han pasado a la energía verde

Islandia

Islandia produce más energía verde per cápita que cualquier otro país: 80%. Para ello utilizan su paisaje único. Hasta cierto punto, esto sucedió a la fuerza: no hay grandes depósitos de carbono en el país; compraron carbón, petróleo y otros combustibles del extranjero.

Por lo tanto, desde la década de 1930, la energía hidrotérmica ( procedente de las aguas superficiales) y la energía petrotérmica (calentamiento del refrigerante) se han desarrollado activamente aquí. Esta infraestructura, por ejemplo, la estación geotérmica en la Laguna Azul, también se ha convertido en una atracción turística.

estacion de geotermia la laguna azul
Estación Geotérmica La Laguna Azul – Islandia

Sin embargo, los científicos también advierten sobre la desventaja de la energía verde, que se ve ensombrecida por numerosos pros y titulares publicitarios.

Algunas de las fuentes de energía renovable de Islandia no se están utilizando para el propósito previsto, sino para generar ingresos por parte de empresas fuera del país, concluyeron los científicos. Si bien los beneficios para la población local son, en el mejor de los casos, dudosos.

Al mismo tiempo, al menos dos proyectos, la central hidroeléctrica Kaurakhnyukar y la estación geotérmica Headlishheidi, según sus hallazgos, fueron solo el resultado de una estrategia de industrialización agresiva que fue seguida por varios gobiernos durante varias décadas.

Esta estrategia incluye una regulación medioambiental mínima, precios bajos garantizados de la energía y un régimen fiscal favorable a la industria diseñado para atraer la industria pesada a Islandia, en particular las fundiciones de aluminio, que difícilmente pueden llamarse ecológicas.>

Suecia

Suecia siempre ha sido un país ambicioso en términos de respeto al medio ambiente. Ya en los años 70-80, debido a la crisis del petróleo, el país comenzó a construir centrales hidroeléctricas y nucleares. Posteriormente, en 2015, Suecia decidió erradicar el uso de combustibles fósiles. Ha aumentado las inversiones en energía solar y eólica, almacenamiento de energía, redes inteligentes y transporte ecológico.

Para que los empresarios y los residentes comunes se involucren en el desarrollo del proyecto, el estado introdujo un impuesto al carbono, eximió a los productores de energía renovable de casi todas las tarifas e introdujo “certificados verdes”. En ocasiones, para utilizar toda la energía sin desperdiciar el excedente, también se utilizan ideas fantásticas, por ejemplo, conectan la chimenea del crematorio con el sistema de calefacción central de la ciudad.

Certificado verde Suecia
Ejemplos de certificados verdes de Suecia

Sin embargo, el país ya ha enfrentado cortes de electricidad. Según informó Bloomberg, la crisis surgió debido al cierre de los reactores más antiguos del país y la transición a la energía eólica mientras el sistema eléctrico existente (hasta ahora transitorio) intenta hacer frente a la demanda en las grandes ciudades.

La escasez, que está afectando a las principales áreas urbanas del país, amenaza todo, desde implementaciones de 5G en la capital hasta inversiones en centros de datos y nuevas líneas de metro. Incluso podría descarrilar la oferta de Estocolmo de albergar los Juegos Olímpicos de Invierno de 2026.

Costa Rica

Gracias a su pequeña población (solo 4.9 millones de personas) y geografía única (67 volcanes) Costa Rica es capaz de satisfacer una parte significativa de sus necesidades energéticas a través de fuentes de energía hidroeléctrica, geotérmica, solar y eólica.

El país apunta a lograr la neutralidad de carbono total para 2021 y ya ha logrado resultados impresionantes, operando con energía 100% renovable durante más de dos meses dos veces en los últimos dos años.

Sin embargo, incluso en este caso, los investigadores encontraron que si bien Costa Rica pudo generar el 98% de su electricidad en 2017 sin combustibles fósiles, la demanda de fuentes de energía tradicionales en el país en realidad está creciendo.

Costa Rica utiliza una combinación de energía hidroeléctrica, eólica y geotérmica para proporcionar electricidad a la población, pero debido al sistema de transporte de gasolina, las energías renovables representan menos de una cuarta parte del consumo total de energía del país. Hay muchos coches en Costa Rica, alrededor de 287 por cada 1.000 personas.

Los vehículos híbridos y eléctricos que pueden funcionar con energías renovables representan menos del 2% de estos vehículos, y las compras de coches tradicionales en 2016 crecieron un 11%, según las autoridades del país.

Nicaragua

Nicaragua es otro país centroamericano en el que las energías renovables están ganando importancia.

>Al igual que Costa Rica, el país tiene una multitud de volcanes, lo que hace que la energía geotérmica sea una opción viable, y con la inversión del gobierno en energía eólica, solar y geotérmica, su objetivo de 90% de energía renovable para 2020 parece ser alcanzable.

volcán mombacho
Volcán Mombacho – Nicaragua

Gran Bretaña

Gran Bretaña es un país ventoso que utiliza su peculiaridad para generar energía eólica. Gracias a la combinación de parques eólicos conectados a la red y turbinas fuera de la red, el país genera más electricidad a partir de parques eólicos que de carbón.

El Reino Unido vivió recientemente una semana completa sin quemar carbón, la primera vez desde la revolución industrial. Sin embargo, a los ecoactivistas les preocupa que las inversiones estatales en los últimos dos años hayan caído un 56%, lo que se atribuye a las actividades del partido conservador del país.

Alemania

Desde 1990, la producción de energía renovable, incluida la solar, se ha multiplicado por ocho en Alemania. En 2015, establecieron un récord para satisfacer hasta el 78% de la demanda de electricidad en un día a partir de fuentes de energía renovables en el país.

El impulso para esto fue el accidente de Fukushima en 2011; fue entonces cuando la canciller alemana, Angela Merkel, exigió que se cerraran las centrales nucleares de su país. Sin embargo, según Der Spiegel, desde entonces el gobierno solo ha gastado mucho tiempo y dinero en la implementación de energías verdes, y el progreso ha sido “limitado”: el país genera demasiada energía y la vende, pero no reduce la cantidad de energía generada tradicionalmente.

Solo en los últimos cinco años, Energiewende, el cambio a las energías renovables, le ha costado a Alemania 32.000 millones de euros al año. En las zonas rurales de Alemania, la oposición a las energías renovables está aumentando.

Aerogenerador
Aerogenerador

Uruguay

Gracias a un entorno regulatorio favorable y fuertes alianzas entre los sectores público y privado, el país está realizando grandes inversiones en energía eólica y solar sin recurrir a subsidios ni aumentar el gasto de los consumidores.

Ahora cuenta con un suministro de energía nacional que es 95% renovable. Esto se logró en menos de diez años. The Guardian señala que Uruguay puede ser un ejemplo para los estados del Acuerdo de París.

Pero hace 15 años todo era muy diferente. Ya en el cambio de siglo, el petróleo representaba el 27% de las importaciones de Uruguay y un nuevo oleoducto estaba a punto de comenzar a suministrar gas desde Argentina. También se ha expandido el uso de biomasa y energía solar.

Además de la energía hidroeléctrica existente, esto significa que las energías renovables representan actualmente el 55% de la combinación energética total del país (incluidos los combustibles para el transporte), en comparación con una participación promedio del 12% a nivel mundial.

Ahora se están reconociendo los avances en la descarbonización de la economía del país. Ha sido elogiado por el Banco Mundial y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, y el año pasado WWF nombró a Uruguay como uno de sus “líderes en energía verde”.

Dinamarca

Dinamarca tiene la intención de eliminar gradualmente los combustibles fósiles en un 100% para 2050 y planea usar energía eólica para lograr este objetivo. Ya establecieron un récord mundial en 2014 para casi el 40% de sus necesidades totales de electricidad a partir de la energía eólica, y los datos más recientes los hacen cumplir con confianza su primer objetivo del 50% de electricidad para 2020.

Incluso las empresas que están planeando en el territorio del país están invirtiendo en una estrategia verde. Por ejemplo, Google se ha comprometido a cero emisiones para sus servidores y ha invertido 700 millones de dólares en tecnología que lo proporcionará.

China

Puede que sean el contaminante más grande del mundo, pero China también es el mayor inversor del mundo en energía renovable, con enormes niveles de inversión tanto a nivel nacional como internacional.

China posee actualmente cinco de las seis mayores empresas de módulos solares del mundo, el mayor fabricante de turbinas eólicas; el mayor productor mundial de iones de litio; y la instalación de generación de energía más grande del mundo.

China está plenamente comprometida e incentivada a reducir el consumo de combustibles fósiles, especialmente en ciudades muy contaminadas.

Como líder en la producción de energía renovable, así como en tecnologías relacionadas como los vehículos eléctricos, China realmente quiere convertirse en una “potencia de energía renovable”, señaló el autor de Forbes. “Ningún país ha trabajado más para convertirse en una superpotencia mundial de energía renovable”, dice el texto.

Marruecos

Marruecos es un país que tiene mucho sol durante la mayor parte del año (hasta 350 días), por lo que, sabiamente, decidió invertir fuertemente en la producción solar.

Planta de energía solar en Marruecos
Planta de energía solar en Marruecos

La primera fase de la planta de energía solar concentrada más grande del mundo inaugurada recientemente en Marruecos, combinada con sus plantas eólicas e hidroeléctricas, ha generado suficiente energía para más de un millón de hogares marroquíes en 2018. Sin embargo, el país planea no solo generar energía para sí mismo, sino también suministrarla al exterior.

Para 2020, Marruecos espera recibir el 14% de toda la electricidad a partir de la energía solar, y para 2030 planea llevar la proporción de electricidad de fuentes renovables (incluidas el agua y el viento) al 52%.

¿Te gustó el artículo?

¡Puntúa del 1 al 5!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario