Como los bioestimulantes mejoran la calidad de tus cultivos

Innovación tecnológica

A estas alturas, es casi seguro que haya oído hablar de los bioestimulantes e incluso puede planear probarlos en la práctica. Por lo general, la confusión comienza cuando intenta determinar qué productos usar y con qué propósito. Intentemos resolverlo. De hecho, los bioestimulantes siguen siendo un producto relativamente nuevo.

Qué son lo bioestimulantes

¿Qué son exactamente los bioestimulantes vegetales? Dependiendo de a quién le pregunte, las respuestas pueden ser muy diferentes. En todo el mundo, existe un consenso generalizado de que se trata de materiales que no son fertilizantes (en el sentido tradicional) ni pesticidas, pero que de alguna manera son útiles para la salud y el crecimiento de las plantas.

A medida que esta categoría crece, los involucrados en la industria buscan consenso en torno al uso del término. En Europa, por ejemplo, el Consorcio Europeo de la Industria de Bioestimulantes (EBIC) ha propuesto una definición: “estimular los procesos naturales a favor de la absorción de nutrientes, la eficiencia de los nutrientes, la resistencia al estrés abiótico y / o la calidad del cultivo, independientemente del contenido de nutrientes.

Existe otra definición que aporta La Alianza de Productos Biológicos (BPIA) definiendo un bioestimulante como: “un material que, cuando se aplica a plantas, semillas, suelo o sustratos de cultivo, combinado con prácticas agronómicas establecidas, aumenta la eficiencia del uso de nutrientes de los cultivos o proporciona otros beneficios directos o indirectos para el desarrollo plantas”.

importancia de biocombustible

Importancia de los bioestimulantes para una agricultura sostenible

Los bioestimulantes pueden ayudar a mejorar la salud general de una planta al hacerla más resistente a insectos o enfermedades dañinos, no son productos fitosanitarios. Pueden ayudar en la agricultura a ser más tolerantes a varios factores de estrés ambiental, incluido el clima (temperatura, sequía) e incluso las condiciones del suelo. El uso de bioestimulantes en agricultura mejora el desarrollo de microorganismos del suelo. A menudo, los bioestimulantes tienen un efecto beneficioso sobre el crecimiento de las raíces y facilitan la absorción eficiente de nutrientes. Es decir, con plantas más sanas, tiene el potencial de mejorar la calidad general del cultivo y los rendimientos generales.

Tipos de bioestimulantes

Hay tres categorías o tipos principales de bioestimulantes.

Bioestimulantes ácidos

Los ácidos húmicos y fúlvicos se utilizan para mejorar la estructura y fertilidad de los suelos, para mejorar la nutrición de las plantas, aumentar el rendimiento y la calidad de los cultivos. Se pueden aplicar de diversas formas, incluida la aplicación directa al suelo, mediante agua de riego, aplicación foliar, adición a fertilizantes y otros productos.

Los productos de aminoácidos se pueden obtener a partir de la hidrólisis química o enzimática de una proteína animal, vegetal o microbiana. Las fuentes de proteínas a menudo son desechos de cultivos reciclados o materiales de procesamiento de animales, como colágeno, tejido epitelial, caparazones de crustáceos y otros materiales. El reciclaje de estos desechos en productos agrícolas útiles es un beneficio ambiental importante para la producción de bioestimulantes proteicos. Existe una fuerte evidencia de los diversos beneficios de dichos bioestimulantes, incluida la mejora de la fertilidad del suelo, la mejora de la salud de las plantas, el aumento del rendimiento y la calidad de los cultivos y el aumento de la tolerancia al estrés.

Extractos de algas y plantas

Los extractos de algas pueden mejorar la estructura del suelo, afectar la retención de agua, la aireación y los microbiomas.

También se ha demostrado que los extractos ayudan en el funcionamiento de los microorganismos beneficiosos del suelo, que a su vez mejoran la preparación de nutrientes para su absorción y uso por las plantas. La tolerancia al estrés de los cultivos también será mayor.

Los extractos de plantas (o botánicos) están aún menos estudiados que los bioestimulantes de proteínas, pero el uso de aleloquímicos, compuestos vegetales activos que se pueden extraer y concentrar, es actualmente un área particularmente atractiva para la investigación industrial y académica.

Bioestimulantes microbiológicos

Los hongos y bacterias beneficiosos se encuentran en una amplia gama de productos microbianos vendidos como modificadores de plantas (principalmente para el procesamiento de nutrientes), mejoradores del suelo y otros aditivos beneficiosos.

Se ha demostrado que los productos microbianos mejoran el crecimiento de las plantas a través de una variedad de mecanismos directos e indirectos. También proporcionan una mejor absorción de los nutrientes de las plantas, ayudan a las plantas durante el estrés abiótico y mejoran la calidad general de los cultivos.

¿Te gustó el artículo?

¡Puntúa del 1 al 5!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario