Contaminación del recurso hídrico: ¿de dónde viene y cómo puede reducirse?

Problemas ambientales

La contaminación de los recursos hídricos es una de las principales causas de contaminación ambiental con la contaminación del aire. La calidad y disponibilidad de los recursos hídricos es sin duda uno de los principales desafíos de nuestro siglo. Su preservación requiere una mejor gestión de los contaminantes, principalmente de las actividades humanas.

LOS ORÍGENES DE LA CONTAMINACIÓN DE LOS RECURSOS HÍDRICOS.

La contaminación de los recursos hídricos se caracteriza por la presencia de microorganismos, sustancias químicas o desechos industriales. Puede referirse a ríos, cuerpos de agua, aguas saladas, pero también al agua de lluvia, rocío, nieve y hielo polar.

Esta contaminación puede tener varios orígenes:

  • Contaminación industrial: con emisiones de productos químicos como hidrocarburos o PCBs (placas de circuitos impresos) de industrias y agua descargada de fábricas
  • Contaminación agrícola: con estiércol animal pero también con productos fitosanitarios / pesticidas (herbicidas, insecticidas, fungicidas) contenidos en fertilizantes y utilizados en la agricultura. Luego ingresan al suelo hasta llegar al agua subterránea.
  • Contaminación doméstica: con aguas residuales de inodoros, productos de limpieza o cosméticos (jabones, detergentes), pinturas, solventes, aceites usados, hidrocarburos …
  • Contaminación accidental: liberación accidental de productos tóxicos en el ambiente natural que interrumpen el ecosistema.

LOS DIFERENTES TIPOS DE CONTAMINACIÓN.

Contaminación orgánica

Se trata de microorganismos patógenos presentes en el agua, como bacterias y virus. Esta contaminación bacteriológica se caracteriza por un alto nivel de coliformes fecales.
La contaminación orgánica proviene principalmente de excrementos, basura y desechos vegetales.

Contaminación química

Se trata de nitratos y fosfatos contenidos en pesticidas, medicamentos humanos y veterinarios, productos para el hogar, pintura, metales pesados ​​(mercurio, cadmio, plomo, arsénico …), ácidos e hidrocarburos utilizados en industria.

Los avances en medicina mejoran continuamente la salud humana (y animal) y salvan vidas. Por otro lado, los residuos de sustancias medicinales a veces se encuentran en dosis muy bajas en el medio ambiente natural (ríos o riachuelos) o en las aguas residuales de las industrias química y farmacéutica, lo que resulta en un desequilibrio en el ecosistema acuático (flora y fauna).

¿Y la calidad del agua potable debe preocupar al consumidor?

  • El agua que consumimos se trata sistemáticamente antes de llegar a nuestros grifos.
  • La presencia de rastros contaminantes en algunos recursos hídricos, como en el agua del grifo después del tratamiento de potabilización, es indetectable o en una cantidad tan pequeña que no representa un riesgo para la salud.
  • Las autoridades públicas y los profesionales del agua han tenido en cuenta esta cuestión sobre la contaminación del agua durante más de 10 años: desde profesionales de la salud hasta servicios estatales, pasando por laboratorios de investigación y gestores de servicios. agua y saneamiento, todos los interesados ​​en el agua están involucrados en la evaluación de la influencia de las mezclas de contaminantes en la salud (por ejemplo, se llevan a cabo estudios muy amplios para medir con precisión todas las fuentes de exposición como alimentos, aire o cosméticos …), verifique regularmente la calidad y encuentre nuevas soluciones tecnológicas para eliminar la contaminación o contenerlas.

¿QUÉ ESTRATEGIAS PARA REDUCIR LA CONTAMINACIÓN DEL AGUA?

El Plan Nacional para Residuos de Drogas en el Agua 

Este plan nacional, establecido por los Ministerios de Salud y Medio Ambiente, tiene dos objetivos:

Legislación que regula la protección del agua.

Reglas para reducir la contaminación agrícola. 

  • Cualquier actividad contaminante está totalmente prohibida dentro de los perímetros de captación de agua (ZNT: zonas no tratadas).
  • Los agricultores deben plantar franjas de vegetación entre sus cultivos y arroyos para retener contaminantes.
  • La fumigación está prohibida por aire y regulada por tierra de acuerdo con un programa específico para cada tipo de cultivo.
  • Los agricultores deben registrar su uso de productos fitosanitarios en un registro puesto a disposición de las autoridades de control.
  • Los productos fitosanitarios (pesticidas, fungicidas y herbicidas) están prohibidos en lugares públicos.
  • La venta y el uso de la mayoría de los productos fitosanitarios ahora está prohibido al público en general.

Reglas que apuntan a reducir la contaminación doméstica

  • Las instalaciones de saneamiento individuales instaladas por individuos deben cumplir una serie de normas y deben ser monitoreadas regularmente por los municipios.
  • Las plantas de tratamiento de aguas residuales están sujetas a las directivas europeas. Cada país miembro debe asegurar regularmente a la Unión Europea el buen desempeño de estas instalaciones. Cualquier fallo puede ser perseguido por el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas y sancionado con sanciones financieras diarias de decenas de miles de euros.

Reglas para reducir la contaminación industrial.

¿Son los recursos hídricos víctimas de la contaminación?

Recuerde que el ambiente natural puede luchar contra la contaminación que permanece en pequeñas proporciones, esto se llama “auto-purificación”. Este proceso biológico permite que las corrientes y lagos eliminen estas contaminaciones a través de bacterias y algas. Pero hoy y ante toda contaminación, las capacidades de auto-purificación de la naturaleza ahora son insuficientes.

Todo comienza con la precipitación que alimenta las corrientes y el agua subterránea. Por lo tanto, cada año y a lo largo de su viaje, unos 70 mil millones de metros cúbicos de agua se cargan con contaminantes, urbanos y agrícolas, antes de correr hacia los ríos y contaminarlos. Los ríos también reciben aguas residuales y aguas pluviales de los municipios, una vez que se han limpiado en una planta de tratamiento. Aunque son mínimas, estas entradas degradan el recurso cuando las aguas residuales se tratan de manera inadecuada.

Del mismo modo, 100 mil millones de metros cúbicos de agua pasan a través de suelos y rocas que lo cargan en elementos útiles, como sales minerales, así como elementos indeseables o tóxicos antes de infiltrarse en el agua subterránea. Dependiendo de su naturaleza, los suelos y las rocas pueden tener un efecto positivo o negativo en la contaminación del agua. En un caso, son filtros protectores que destruyen o degradan los contaminantes y el agua subterránea permanece protegida de las contaminaciones de la superficie. De lo contrario, pueden ser catalizadores que permiten que los contaminantes migren y el agua subterránea no salga ilesa.

Cabe señalar que el agua subterránea se renueva lentamente: días, meses o incluso años. Por eso, cuando una capa se ve afectada, la reabsorción de contaminantes es larga. Por ejemplo, tenga en cuenta que una corriente fluye a un metro / segundo, mientras que el agua subterránea puede tardar un año en caminar un metro.

¿Qué actividades crean contaminación del agua?

Las actividades humanas usan decenas de miles de productos químicos. Las aguas residuales producidas por artesanos, comerciantes, instituciones de atención médica, comunidades pero también por individuos son la fuente de contaminación.

En cuanto a las actividades industriales, la mitad de ellas son responsables de contaminantes orgánicos (sólidos en suspensión, productos de nitrógeno y fósforo) y casi todas las descargas tóxicas (metales, hidrocarburos, ácidos, materiales) y desequilibrios ecológicos por calentamiento. aguas.

Ejemplos de contaminantes liberados

  • Productos de limpieza en seco
  • Productos para colorear de salones de peluquería
  • Disolventes de la imprenta.
  • Lubricantes de garaje
  • Residuos de cuidados
  • Residuos de limpieza
  • Productos de limpieza
  • pinturas
  • Materia nitrogenada orgánica

¿Cuáles son las consecuencias para el agua del grifo?

En primer lugar, es muy importante no mezclar la calidad de los recursos hídricos con la calidad del agua del grifo. Tenga en cuenta que no se retendrá un recurso de agua de baja calidad para producir agua potable. Un recurso hídrico retenido para producir agua potable se clasifica en tres categorías. Los tratamientos más o menos sofisticados dependerán de esta clasificación. Los técnicos proporcionan los diversos tratamientos que garantizan un agua que cumple con los criterios de potabilidad. Un tercio de los volúmenes tomados para el suministro de agua potable requieren un tratamiento extenso.

Cambia tus hábitos diarios

  • Usa menos productos químicos.
  • No viertas productos tóxicos en su fregadero.
  • No deseches sus medicamentos.
  • Usa el baño adecuadamente.
  • Ahorra el agua.
  • Destierra el plástico
The following two tabs change content below.

Deja un comentario