radiadores electricos de bajo consumo

Radiadores eléctricos de bajo consumo. Tomando la decisión correcta

Consejos verdes

Un radiador es un dispositivo diseñado para convertir varios tipos de energía en calor con el fin de calentar una habitación. En invierno queremos tener una temperatura ambiente agradable. Pero entre los muchos equipos de calefacción, es difícil elegir la mejor opción. Mucha gente elige radiadores eléctricos de bajo consumo que tienen muchos beneficios y consumen poca electricidad.

Radiadores eléctricos

La esencia de un radiador eléctrico es la conversión de la energía actual en calor. Se lleva a cabo según varios principios:

  1. El calor se genera y se transfiere al medio ambiente calentando un alambre o placa de metal u otro material con alta resistencia interna. El intercambio de calor se lleva a cabo calentando el aire que, a su vez, esparciéndose por toda la habitación calienta el ambiente.
  1. La energía térmica se transmite a través de la radiación infrarroja producida por emisores de cuarzo. El calentamiento se realiza directamente sobre aquellos objetos a los que se dirige el flujo de ondas de calor.

Características principales

Todos los tipos de radiadores eléctricos de bajo consumo tienen una serie de propiedades técnicas comunes:

  • Potencia del dispositivo en kW.
  • Tiempo de generación de energía térmica y calentamiento de un cierto volumen de espacio.
  • Masa del dispositivo.
  • La eficiencia de un radiador es una característica importante que determina su eficiencia energética.

La elección a favor de los radiadores eléctricos de bajo consumo se debe a una serie de factores:

  1. Rápido, hasta varios segundos, alcanzando la máxima potencia. Este indicador determina la tasa de suministro de energía térmica al espacio circundante y, en consecuencia, el tiempo de calentamiento de la habitación.
  2. El dispositivo no requiere la creación de un sistema de calefacción centralizado: es autónomo y depende solo de la disponibilidad de energía eléctrica. Por tanto, desaparecen las operaciones relacionadas con la protección de las tuberías de posibles congelamientos y roturas posteriores. No hay necesidad de calentar la estufa o construir una chimenea.
  3. Los dispositivos eléctricos de calefacción son lo suficientemente pequeños. Se pueden instalar en cualquier lugar conveniente para otros. Además, el diseño de algunos modelos proporciona no solo una ubicación en el piso, sino también la posibilidad de colocarlo en una pared o techo.
  4. Los calentadores eléctricos son a prueba de explosiones, debido a la ausencia de gas o líquidos portadores de energía interna, que se libera durante la combustión del combustible, es decir, no hay fuego abierto.
  5. Todos los aparatos eléctricos modernos están equipados con varios sistemas de bloqueo que protegen contra posibles cortocircuitos, sobrecalentamiento y otros modos de funcionamiento anormales.
  6. Hay modos de funcionamiento para “dormir”: en ausencia de personas o animales en la casa, se mantiene una temperatura positiva en el rango de 5-10 ° C. Este tipo de trabajo está regulado por sensores térmicos integrados o externos.
  7. La mayoría de los dispositivos son fáciles de operar, – la instalación se reduce a operaciones: “poner – en – olvidar”. Naturalmente, todo esto es exagerado, pero la gran mayoría de los modelos de calentadores no están cargados con sistemas de control innecesarios. Hay interruptores, termostato y velocidad del ventilador.
  8. La instalación de un dispositivo de calefacción en una casa no requiere aprobaciones de varias autoridades, a diferencia de la instalación de una caldera de calefacción de gas o la extracción de tuberías de calefacción urbana.

Tipos de radiadores

Los principales tipos constructivos de dispositivos:

  • Dispositivo de calentamiento de aceite.
  • Tipo convector.
  • Radiadores de infrarrojos.
  • Calentador.

Radiador de aceite

Este tipo de calentador es un diseño en el que la transferencia de calor ocurre en pasos:

  • La electricidad ingresa al elemento calefactor (radiador eléctrico tubular) y se convierte en calor, que calienta la capa exterior.
  • Además, la energía térmica se transfiere al aceite de proceso, que llena el espacio interno principal del radiador.
  • El aceite caliente, a su vez, calienta la carcasa metálica, realizada en forma de radiador de agua de hierro fundido convencional
radiador de aceite
Radiador eléctrico de aceite

Ventajas:

  • Operación económica a largo plazo.
  • La presencia de un termostato le permite configurar varios modos de funcionamiento, desde “dormir” hasta calefacción intensa.
  • Alta fiabilidad y seguridad.

Básicamente, hay un inconveniente: el dispositivo alcanza el modo máximo en 5-10 minutos, que, sin embargo, se nivela al instalar el ventilador.

Convector

El principio de funcionamiento es la transferencia de calor al espacio circundante desde el aire que circula libremente a través del elemento calefactor.

radiador tipo convector
Radiador eléctrico tipo convector

Pros:

  • Salida rápida al modo de trabajo.
  • Simplicidad de diseño.
  • Tamaño y peso reducidos.

Desventajas:

  • Calentar una habitación con un volumen de hasta 50 m³ puede llevar hasta 30 minutos, la alta potencia del dispositivo facilitará un calentamiento más rápido, pero ya no se puede clasificar como ahorro de energía;
  • “Seca” el aire.

Radiador de infrarrojos

El calentamiento se realiza calentando con radiación térmica infrarroja de los objetos circundantes, es decir, no disipa el calor, sino que concentra el flujo directamente sobre objetos específicos.

radiador infrarrojos
Radiador eléctrico tipo infrarrojos

Beneficios:

  • Inicio rápido del trabajo y la calefacción: la piel abierta de una persona siente la radiación de calor entrante casi al instante;
  • debido a la concentración del flujo de calor en un área específica, el consumo de electricidad se produce de forma racional y, por tanto, económica;
  • funcionamiento silencioso.

Desventajas:

  • Los dispositivos de cuarzo no deben ubicarse cerca de objetos de color oscuro y baja temperatura de ignición.

Ventilador de calor

El principio de funcionamiento consiste en calentar el aire que pasa por el elemento calefactor y obligarlo a extenderse por la habitación mediante un ventilador.

radiador ventilador de calor
Radiador eléctrico tipo ventilador de calor

Pros:

  • Acceso rápido a la máxima potencia y calefacción de todo el espacio de la habitación;
  • Facilidad de uso;
  • Tiene varios modos de funcionamiento.

Desventajas:

  • Mayor consumo de energía para calentar grandes áreas;
  • “Seca” el aire.

Consejos para elegir un radiador eléctrico de bajo consumo

Hay una serie de factores a considerar al comprar un radiador eléctrico de bajo consumo:

  1. El costo del equipo: a menudo afecta la elección de uno u otro tipo de dispositivo de calefacción.
  2. El área calentada de las instalaciones es un indicador que afecta la potencia, el rendimiento, el costo del dispositivo y su consumo de energía.
  3. Estacionalidad del uso del radiador: tiene en cuenta el tiempo que pasan las personas en la casa.
  4. Creación de una zona térmica en un lugar específico; para estos fines, es aconsejable observar de cerca las fuentes de calor infrarrojas o un calentador de ventilador.

Precios

Si consideramos el indicador de “precio de la energía”, entonces podemos organizar los dispositivos de calefacción en la siguiente secuencia:

  • Radiador de ventilador – convector – radiador de aceite – dispositivo de infrarrojos.

Es decir, con una potencia comparable, un radiador de ventilador será el más barato, pero el más seguro y conveniente: un radiador de aceite.

Características de instalación

Casi todos los modelos de calentadores eléctricos tienen varios tipos de instalación, sin embargo, hay una serie de características:

  1. Los calentadores de aceite suelen estar hechos de un diseño de pie. Esto se debe a las características de diseño: el flujo de aire debe circular libremente por todo el dispositivo. Por lo tanto, el calentador no debe colocarse cerca de una superficie vertical ni cubrirse con ningún objeto desde arriba.
  2. El convector está disponible en versiones de suelo y pared. Pero, al igual que un radiador de aceite, no debe cubrirse desde arriba, de lo contrario, el dispositivo puede sobrecalentarse y fallar.
  3. El radiador de ventilador se usa con mayor frecuencia en superficies horizontales. Esto se hace para que el aire frío en la parte inferior se caliente y se dirija hacia arriba.
  4. Los radiadores infrarrojos tienen las tres posiciones: piso, pared y techo. La ubicación de la instalación está determinada por la ubicación del objeto calefactor.

En resumen, con el uso correcto del radiador, teniendo en cuenta la estacionalidad del uso, el área y el volumen del espacio calentado, es muy posible elegir un tipo de calentador eléctrico económico que reemplace con éxito el sistema de calentamiento de agua a gas o centralizado.

Ahorro energético, consejos eficaces para todos

¿Te gustó el artículo?

¡Puntúa del 1 al 5!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario